En casa intentamos no valorar las notas o calificaciones de examenes, valoramos la constancia, el programarse bien de cara un examen, el esfuerzo de concentrarse…

Los objetivos que tenemos en casa como padres, en tema educación es Educar a personas libres, independientes, capaces de pensar y decidir por sí mismos, y uno de nuestros  objetivos más importantes es ayudarles a ser niños autónomos, que se responsabilicen  de sus tareas.

Con la llegada del grupo de wats de padres y madres, nos facilita  la relación colegio-familias, es una vía rápida y útil pero como casi todo tiene su otra parte, muchas veces  no permitimos que se equivoquen, no les damos responsabilidades, hacen algún comentario en el grupo y ya estás dudando de si tu hijo lo ha hecho bien…  y que más dará si se equivoca? aprenderá a responsabilizarse!, si se lo solucionamos, le restamos  autonomía.

Otra cosa sería si el niño  tiene alguna duda y quiera llamar a su compañero, pues claro! que llame, pienso que se está responsabilizando.

Recuerdo un día, ( cuando ponían muuuchos más deberes) que estuvimos hasta bastante tarde haciéndolos, además acabamos discutidos, un horror, pues para colmo me dí cuenta que se marchaba al colegio con los deberes encima del escritorio,  dios! mi primera reacción era de avisarle, pero como ya había pasado varias veces decidí callarme. No os podéis imaginar como me tuve que morder la lengua, pero… si realmente quería ayudar a mi hijo, debía hacerlo así, para que se responsabilizara de sus cosas y otra vez ya se acordara.

Aunque aquí ya entran los valores de cada familia.